Ford prueba una "luz de frenada" de alta tecnología

Ford Motor Company ha participado en la prueba especial de un aviso anticipado de tecnología avanzada, la "luz de frenado", que puede avisar a los conductores que nos siguen en la carretera aunque hayamos doblado una esquina o tengan más tráfico delante.

Luz de Frenado de Alta Tecnología

Esta tecnología es solo uno de los veinte potenciales sistemas futuros que se han probado como parte de Safe Intelligent Mobility - Testfield Germany (sim td ), un proyecto conjunto de investigación por parte de diversas empresas del sector con una duración de cuatro años. En situaciones de frenado de emergencia, la "Luz de Frenado Electrónica" experimental transmite una señal inalámbrica que ilumina el panel de control de los coches que siguen a nuestro vehículo. El estudio demuestra que la tecnología podría permitir a los conductores frenar con mayor antelación y mitigar o evitar una colisión de manera potencial.

La presentación que clausuró el proyecto simtTd ha tenido lugar hoy en Frankfurt y ha contad con una demostración de tecnologías, incluidas las probadas y desarrolladas por Ford, y un resumen de las conclusiones extraídas de las pruebas de campo de los proyectos de investigación, que concluyeron en diciembre de 2012.

Luz de Frenado de Alta Tecnología

Las pruebas de campo de sim td tuvieron lugar en la región de Frankfurt y en ellas participaron 500 pilotos de pruebas a bordo de 120 vehículos, incluidos 20 Ford S-MAX. Los probadores registraron más de 41.000 horas y 1,6 millones de kilómetros en carreteras públicas y circuitos de pruebas cerrados.

"Las comunicaciones coche a coche y coche a infraestructura representan uno de los próximos grandes avances en seguridad de vehículos", asegura Paul Mascarenas, Jefe Técnico y vicepresidente de Investigación y desarrollo de Ford. "Ford se compromete a ampliar las pruebas en entornos de conducción reales aquí y en todo el mundo con el objetivo de poder implementar esta tecnología en un futuro próximo".

Ford ha utilizado unidades con equipamiento especial del Ford S-MAX para ayudar a probar el potencial de la comunicación coche a coche y coche a infraestructura. También ha realizado pruebas del sistema Obstacle Warning, que avisa de la presencia, posición y clase de objetos potencialmente peligrosos que se encuentren en la carretera, y de Traffic Sign Assistant, que se mantiene en contacto con centros de gestión de tráfico para obtener información actualizada.

Los ingenieros del Centro Europeo de Investigación de Ford en Aachen (Alemania) lideraron el desarrollo, pruebas y análisis de datos de la Luz de Frenado Electrónico.

 

Otras tecnologías que se probaron en simTd fueron:

Public Traffic Management, que facilita el diagnóstico exacto del tráfico basándose en una amplia cantidad de información que incluye la identificación de escenarios posibles de tráfico y su impacto en el momento del trayecto en las que se encuentran en vez de en el punto de salida.

In-car Internet Access que, por ejemplo, permite al conductor recibir información sobre plazas de aparcamiento libres o puntos calientes de tráfico recibiendo fotografías en tiempo real de cámaras de tráfico

Como líder global en investigación de comunicaciones coche a coche y coche a infraestructura, Ford está implicado en las pruebas de campo Drive C2X apoyadas por la Comisión Europea y en el Safety Pilot Model Deployment en Estados Unidos, una prueba de campo de más de 2.800 vehículos en colaboración con la Universidad de Michigan.

Sumar los resultados de estos programas apoya el objetivo de Ford de armonizar estándares globales de envío de mensajes y hardware que permitirían el envío de nuevas tecnologías de manera más rápida, eficiente y económica.

simTD es un proyecto alemán conjunto compuesto por fabricantes líderes en el sector de la automoción, proveedores de componentes, empresas de comunicación, instituciones investigadoras y autoridades públicas. El presupuesto del proyecto asciende aproximadamente a 53 millones de euros, de los cuales cerca de 30 millones provienen del apoyo directo del Ministerio Federal de Economía y Tecnología de Alemania junto al Ministerio Federal de Educación e Investigación.

El proyecto fue apoyado con fondos estructurales del Ministerio Federal de Transporte, Construcción y Desarrollo urbano, así como con la participación activa del estado de Hessen, El consorcio estaba formado por representantes de todos los principales grupos de interés, incluidos Audi, BMW, Daimler, Ford, Opel, Volkswagen, Bosch, Continental, Deustche Telekom, operadores regionales de infraestructuras e instituciones alemanas de investigación (Technische Universität München und Berlin, Universität Würzburg, Fraunhofer Gesellschaft).

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política