El microautocoche: el futuro de la logística y el transporte personal (II)

 

Si habéis seguido con atención la primera parte de este artículo, podréis comprobar que lo realmente interesante llega con los ejemplos de uso del microautocoche.

Los ejemplos de uso suponen infinitos retos, pero les expongo 9 casos -ciertamente un tanto peculiares- para la familia del ejemplo en los que el microautocoche supone una ventaja:

  1. El padre se cayó por unas escaleras y afortunadamente se rompió sólo una pierna. El microautocoche puede desplazarle a cualquier sitio sin que suponga un desembolso extra en desplazamientos. 
  2. Los microautocoches pueden desplazar a personas menores de 18 años sin ningún problema (y siempre que la legislación lo permitiere). Su autonomía -en kilómetros y en autosuficiencia- lo posibilita, lo que supone una impresionante ventaja para desplazar niños al colegio, personas mayores que no poseen permiso de conducir o llevar mascotas al veterinario.
  3. La mujer tenía que presentar un estado de cuentas a primera hora pero no le dio tiempo. El trayecto para ir al trabajo supone 30 minutos de tráfico. En el microautocoche no sólo es cómodo, si no que su autosuficiencia le permite trabajar cómodamente mientras se desplaza, así que en el trayecto y con su portátil lo terminará sin mayor problemas.
  4. Mi amigo se ha dejado el bolso de mano en mi casa. Le doy el número de teléfono de mi amigo al microautocoche, meto su bolso en el vehículo, y él localiza por GPS la ubicación actual del smartphone de mi amigo y le dará una clave para abrir el coche una vez llegue para recuperar su bolso. Una vez que esto suceda, el coche volverá a su destino sin problemas.
  5. Voy a salir con amigos y seguro que bebo de más. ¿Por qué no llevarme el microautocoche? Sin peligros, una noche puede convertirse en fenomenal si se llega a casa sin incidentes de tráfico.
  6. Salimos de viaje, y para ir al aeropuerto no cogemos un taxi, cogemos nuestro microautocoche. Éste será capaz de desplazar a dos personas con todo su equipaje, y volver él sólo al garaje de la casa o un garaje comunitario.
  7. Mientras no estaba en casa han dejado el paquete que llevaba esperando tanto tiempo, y ahora no puedo ir. Llamo a la mensajería, mando mi microautocoche, y que pongan el paquete allí y yo les mando a través del microautocoche el boleto firmado de entrega. ¡Fácil!
  8. Tengo que llegar a mi destino por un trayecto de alta congestión de tráfico. Pero el microautocoche no sólo posee una dimensiones casi de moto, si no que se aprovecha de todas las ventajas que las administraciones le faciliten: carriles especiales sin densidad de tráfico, zonas permitidas de paso exclusivo a estos vehículos, etc., por lo que el destino final supone ahorrar 15 minutos de tráfico intenso.
  9. Quiero comprar 2 Kg. de naranjas, 1 Kg de puerros y 1 Kg. de tomates. Llamo a la frutería, lo pido y mando al microautocoche. Inicialmente se puede pensar que todo el mundo tiene una frutería "debajo de casa", pero no es tanto así cuando entramos en urbanizaciones cerradas a las afueras de la ciudad, donde para comprar cualquier mínima cosa implica un desplazamiento mínimo. Aquí se produce la ventaja para este tipo de familia.

Los ejemplos son tantos como ocurrencias tengamos. Pero todos estos ejemplos conllevan unas claras ventajas. Las primeras son ventajas para la unidad familiar:

  • Ahorro para la familia en desplazamientos.
  • Ahorro de energía.
  • Coste económico del mantenimiento.
  • Mínimo espacio.
  • Magnífica autonomía en tareas habituales.

Y las ventajas para ciudades y la ecología:

  • Reducción de la densidad de tráfico en poblaciones muy concurridas.
  • Cambio de mentalidad en las personas sobre la ecología.
  • Cambio en la mentalidad a la hora de hacer tareas cotidianas: compras, trámites, etc.

 

Se habló mucho de la domótica, sobre todo hace más de una década -lo oíamos en conferencias universitarias-, y aunque vamos encaminados a la domotización de las casas medias, en este caso que progresa mucho más lentamente que la tecnología en vehículos. A diferencia de las casas, la tecnología en los vehículos está más justificada y su avance y evolución -siendo mucho más compleja- será mucho más rápida.

Y cómo afecta el microautocoche a las personas mayores. Éstas podrán tener un medio de transporte autónomo con todas las ventajas para este sector de la población. Puede ser la autosuficiencia para personas con movilidad reducida, que posean merma en su capacidad psíquica, o cualquier otra discapacidad imaginable. Es un gran reto.

Pero la pregunta más evidente es: ¿por qué no coches con mayores prestaciones no podrían a disponer de esta tecnología? Y la respuesta es larga pero clara. Los coches de mayores dimensiones podrían incorporar esta tecnología, pero solamente para la autoconducción del vehículo en carretera, más que por ciudad, que pierde todas las ventajas de movilidad del microautocoche. Mover un coche de un tamaño considerable supondrá un coste mucho mayor para transportar un simple paquete. Tampoco disfrutará de carriles especiales, más estrechos y con menos densidad de tráfico, ni la ventaja de llegar antes que un microautocoche. La tecnología en coches grandes se basará en pilotaje sin conductor por autovías y carreteras, pero nada más. Le falta la practicidad. Pero el escollo más importante para que los coches grandes no tengan esta autosuficiencia quizás venga por la limitación de la velocidad legal de estos vehículos.

Recordemos que Volvo ya ha hecho un llamamiento importante a las autoridades para que empiecen a plantear legislación para las tecnologías futuras que están ya en marcha, principal inconveniente que se encuentran ahora las marcas para desarrollar tecnología de futuro.

Y finalmente, la logística podrá beneficiarse de esta tecnología creando autocaravanas de microautocoches entre ciudades, que supondrá un nuevo amanecer para el transporte de mensajería, sin conductores, con entregas aún más rápidas y con volúmenes parecidos a los actuales.

En breve pondré la tecnología que emplearán estos modelos e incluso bocetos; y además profundizaré en la logística de los microautocoches. Mientras tanto, disfrutad de vuestro coche de combustión interna.

Respecto al tiempo que he puesto para desarrollar los microautocoches quizás pueda llegarme a equivocar, pero estoy seguro que algo parecido a lo que pienso, pasará.

Para aquellos que nos gusta conducir, seguiremos teniendo nuestro coche familiar, pero estoy seguro que no dejaremos de tener un microautocoche.

¿Alguna marca se anima?

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 



Gravatar
gurú_flix (11/02/2013 (16:36:55))
Interesante Sí No es algo interesante, lo único que no veo a mi abuelo fiándose de un mini coche que conduce solo. :tongue: :lol:

Y otra cosa a soucionar es el bandalismo, que con la gentuza que hay, aunque bien es cierto que esta 'clase' de gente le da igual si hay gente dentro del coche o no... el caso es que que lleve camaras alrededor seguro que son menos atracados que un kadet gsi :surprised:
Citar

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política