El microautocoche: el futuro de la logística y el transporte personal (I)

Si bien hacía unas semanas reflexionaba sobre el autocoche, un concepto que puede llegar a pasar, ahora voy un poco más lejos, aunque no en tiempo, si no en avance tecnológico.

La idea revolucionaria de coches autónomos -autocoches, según les llamé en mi artículo anterior-, es el preámbulo a una idea innovadora que hará que podamos llegar a comprender nuestra movilidad en el futuro. A veces, vendados los ojos y saturados de información, sólo proyectamos el corto plazo, sin ver más allá. Les haré cambiar de parecer si se animan a leer el artículo completo.

Seguro que a esta altura del texto pensarán que les voy a decir que en el futuro los automóviles serán todos eléctricos, más eficientes y más ecológicos. Pues se equivocan, y mucho. No dudo, que esto suceda así, pero mis elucubraciones enfrentan al futuro más lejos de lo que ya conocemos. Y basaré mi artículo en un ejemplo: una familia media dentro de tres décadas. Digo tres, porque en dos se harán lo que llamaré microautocoches, y en tres ya serán asequibles. Con esta breve introducción espero haber despertado su curiosidad, y espero que se pregunten porqué en el título aparece logística si todavía ni la he mencionado. Pero todo tendrá su explicación, que empezaré a desarrollar sin más.

En la familia de clase media del futuro, digamos que formada por un padre, una madre -ambos activos- y dos hijos, uno adolescente y otro pequeño, la unidad familiar tendrá un coche familiar, un coche urbano (como opción) y un microautocoche.

Casi con total seguridad, el coche familiar y grande será totalmente eléctrico o, en todo caso, con reserva de combustible de gas o derivados del petroleo para llegar a una electrolinera sin problemas. El coche urbano sí será totalmente eléctrico, pero su autonomía será posiblemente de más de 300 km. sin recarga. Y, por último, el nuevo concepto, tendrán un microautocoche.

El microautocoche consiste en un coche totalmente autónomo, con o sin pasajeros, que tendrá capacidad para una o dos personas máximo, y unas dimensiones máximas de 3 metros de largo y 1,3 metros de ancho. No piensen en un Twizy de Renault o en el nuevo Micromax de Rinspeed, porque el concepto es radicalmente distinto.

Este tercer coche de la unidad familiar no sólo sirve para desplazar a un máximo de dos personas, con o sin carnet de conducir -ya que es totalmente autónomo-, si no que sus dimensiones lo hacen especialmente útil en otras muchas facetas importantes de la vida cotidiana futura.

Empecemos por las características móviles y tecnológicas del microautocoche, para comprender lo que quiero explicarles:

  • Inicialmente tendrá baterías suficientes para recorrer unos 100 km. holgadamente, ya sea conducido por una persona o por la IA -Inteligencia Aritificial- del coche. Seguro que habrá más tipos de autonomías, al igual que precios, pero es lo que estimo.
  • Su velocidad máxima será muy probablemente de 75 km/h, y no porque no pueda alcanzar mayor velocidad, si no porque la legislación, estoy casi seguro, que no lo permitirá. Y este límite no está puesto al azar, es una velocidad que lo hace viable para poder cruzar tramos necesarios de autovías, no siendo su cometido alcazar más velocidad -según este concepto de vehículo-, que además debe respetar estrictamente las normas de circulación. Esta velocidad máxima hace que en autovía no llegue a ser tan peligroso, tanto como para ir a 120 km/h de forma totalmente autónoma, ni como para ir a 60 km/h por este tipo de vías rápidas (que siendo la velocidad mínima de tránsito) sigue siendo igualmente peligrosa. Una velocidad de 75 km/h reales suponen unos 80 km/h de marcador en un coche actual, lo que creo que es la justa velocidad, para tramos puntuales de vías rápidas.
  • El coche estará localizado siempre a través de un smartphone o tableta con una app específica del fabricante y en caso de emergencia dará aviso inmediato a los servicios de emergencia pertinentes, y al dueño -y por este orden, claro-.
  • El coche tendrá visión total, una visión periférica del coche en continua grabación, entre otras cosas porque será completamente necesario para que la IA del coche actúe de forma eficaz.
  • Programación del recorrido, y estudio de la viabilidad antes del desplazamiento.
  • Bajo coste del vehículo, no sólo porque es eléctrico, si no por sus dimensiones, y sus licencias.

 

Funcionalidad básica del microautocoche:

  • Es un taxi privado de bajo coste, que al compartir diversas funcionalidades, lo hace totalmente viable si lo queremos usar puntualmente para este fin. Y esta funcionalidad abre, sin duda, un sinfín de utilidades prácticas inimaginables.
  • Comodidad para realizar otras tareas mientras se desplaza, con aprovechamiento total del tiempo.

Pero lo mejor del proyecto son los ejemplos de uso del coche, y el uso que la logística puede hacer de ellos. Tendrán que esperar a la semana que viene para ver la segunda parte de este artículo de opinión.

 

 

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política